Adquirir una vivienda, sueño o martirio

Adquirir una vivienda, sueño o martirio

invertir-dinero

Una de las mayores aspiraciones de muchos es poder adquirir una casa propia, asegurar un patrimonio en el que podamos pasar el resto de nuestras vidas, un lugar al que podamos llamar nuestro y poco a poco convertirlo en nuestro hogar.

Para nuestra buena suerte, existen distintas instituciones financieras donde puedes solicitar una tarjeta para tí, que nos pueden ayudar a adquirir una vivienda, puede ser por medio de un banco con un crédito hipotecario, desarrolladoras inmobiliarias o las ya conocidas agencias de bienes raíces, aunque en estas últimas en su mayoría sólo ofrecen la vivienda y el comprador debe adquirir el financiamiento por aparte.

Si ya has decidido dar este gran paso y quieres adquirir tu vivienda, hay ciertos puntos que debes de tomar en cuenta para obtener el mejor trato y que esta nueva aventura sea la realización de un sueño y no un martirio.

Primero que nada, observa muy bien cuáles son los intereses que te van a cobrar anualmente y cuánto del pago que realices mensualmente va a ser destinado a cubrirlos, debes tener en cuenta que, mientras más largo se el plazo en el que vas a pagar la deuda, más intereses vas a pagar.

También debes contemplar tu sueldo y ver cuánto de éste puedes destinar para el pago del crédito sin que se te dificulte cubrir tus otros gastos, si vives con tu pareja y los dos trabajan, una posibilidad es que uno asuma los gastos del pago de la vivienda y el otro los demás gastos y así, poder plantearse la posibilidad de invertir en divisas una cierta cantidad de nuestro dinero.

Algo que también debes buscar son algunos beneficios al adquirir tu crédito, muchas instituciones ofrecen seguro de desempleo, seguro de vida, seguro por incapacidad, entre otro; estos seguros son para tu beneficio y es recomendable que los adquieras por tu comodidad ante cualquier imprevisto.

Sin Comentarios

Deja tu comentario