Economía Social

Economía Social

2012-10-03_economia2

El concepto de economía social puede sonar antiguo y desactualizado. Pero existen muchas maneras de adaptarlo a las sociedad en la que hoy vivimos. Conoce como puedes realizar tu parte.

La economía social es aquella en la que la distribución del dinero es relativamente equitativa para todos. La idea es que toda la sociedad se beneficie de los frutos de la producción local para crecer como comunidad.

Sin embargo, hoy vivimos en un mundo capitalista que no tiene vuelta atrás. Por lo menos eso parece a primera vista. Sabemos que vivimos en una sociedad de consumo. Uno de nuestros principales roles parece ser comprar y gastar dinero.

Entonces, ¿cómo podemos utilizar las características de la sociedad en la que vivimos para el beneficio de nuestra comunidad? Es más sencillo de lo que te imaginas. Tiene que ver con un hábito ya instalado: el consumo.

Los expertos de la economía social aseguran que si tan sólo destináramos el 10 por ciento de nuestros ingresos a la producción local, lograríamos generar un impacto positivo en nuestra sociedad. Con tan sólo un cambio en los productos que elegimos, lograríamos notar el crecimiento de nuestra sociedad.

Si te detienes a pensarlo es puramente lógico. Si comienzas a consumir productos locales, esos pequeños productores de repente contarán con más dinero. Ese dinero será destinado a mejorar su producto, contratar más empleados, y también le generará poder de adquisición “social”.

De esta manera, podremos obtener productos de calidad locales, se generará empleo y se completará el ciclo de la economía social mediante el consumo local.

Es sencillo ¿cierto? No esperes más. La próxima vez que necesites comprar alguna jalea o dulce, acuérdate de aquél dulce artesanal que vende esa señora mayor en la plaza que nunca probaste. Te vas a sorprender y además estarás colaborando con la economía social.

Sin Comentarios

Deja tu comentario