jueves, agosto 11, 2022
InicioFinanzasLa “sencillez” de los créditos rápidos

La “sencillez” de los créditos rápidos

En la actualidad, con los tiempos que corren, muchas veces las familias se ven obligadas, una veces por falta de liquidez otras por imprevistos, a recurrir a la ayuda financiera de los créditos rápidos.

Pero estos créditos caracterizados por ofrecer importes bajos de apenas unos cientos de euros a plazos relativamente cortos, pasando unos simples trámites, similares al de registro de una página cualquiera en algunos casos, no están exentos de riesgos.

La principal ventaja de los créditos rápidos frente a los personales, es la sencillez con la que se dan ya que no requiere de muchos estudios de viabilidad. Nos podemos encontrar con el caso de que ni siquiera haga falta entregar documentación, aunque lo habitual es que ese solicite una fotocopia de la nomina o factura que demuestre relativa liquidez.

Así mismo, se suele requerir una fotocopia del DNI y, aunque algunas se conforman con que en el recibo aparezca el número de cuenta, otras requerirán de una fotocopia de la primera pagina de nuestra cuenta corriente.

Además en internet se pueden encontrar cientos de páginas que nos ofrecen créditos en apenas unos minutos, solo con rellenar el formulario anteriormente mencionado, y sin apenas documentación.

Pero por desgracia no todo es positivo, ya que el gran problema de estos créditos suelen estar en los intereses que pueden llegar a duplicar la cantidad solicitada. Estos, camuflados como honorarios y no como intereses para estas empresas, suelen ser muy elevados. El interés nominal suele estar alrededor del 22-24%, frente al que nos ofrecen en los préstamos “tradicionales” que suelen estar en torno a un 10-12%.

Sirva como ejemplo, que si se solicitan 200 euros a devolver en 20 días acabaremos teniendo que pagar 250 con los intereses/honorarios. Así mismo, los retrasos en las cuotas suelen llevar adosado un alto tipo de interés que puede hacer que unos cientos de euros se nos disparen a miles en muy pocos días.

Por ello se recomienda que perdamos el tiempo en leer la letra pequeña, pese a que suele ser de difícil lectura, pero en la que suele estar detallada toda esta información para así poder escoger la mejor oferta al interés más bajo posible.

Una alternativa a este tipo de préstamo, son aquellos en los que se pide una “prenda” como garantía, es decir, ofrecen dinero a cambio de joyas u otros enseres que aseguran ser devueltos una vez devuelto el dinero.

Orientado en la mayoría de casos para personas mayores y personas sin ingresos, estas empresas persiguen unos intereses más parecidos a casas de empeño que a empresas dedicadas a conceder préstamos, por lo que el precio de la tasación suele ser muy inferior al valor real del objeto.

Cabe destacar, que en la mayoría de los casos las prendas son devueltas por correo ordinario sin asegurar, por lo que existe un riesgo real de que el objeto no sea recuperado pese a haber sido devuelto el préstamo.

Laura
Laura
Nacida en una familia de escritores y llevando el escribir en las venas, conocí internet y me enamoré de los blogs. Me describo como una chica soñadora, apasionada del conocimiento y de las culturas. Intento ser como una esponja que absorbe todos los conocimientos que le rodean.
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Most Popular

Recent Comments